La estructura, el primer paso de una web nueva.

Cuando comenzamos un nuevo proyecto web uno de los errores que se suelen cometer es priorizar el diseño visual de la página sobre otro tipo de actuaciones que se deben de tener más en cuenta, como son la propia estructura. Con esto no quiero decir que el diseño visual deba dejarse de lado, ni mucho menos, pero si que hay que dejarlo en un segundo plano, cuando ya tengamos clara la estructura en la que vamos a distribuir el contenido de la página.

Para poner un ejemplo práctico, en esta entrada he decidido recuperar la imagen de estructura de la web ficticia que utilizamos en la entrada sobre hacer correctamente el backlinking a una web del proyecto ficticio de un fabricante inexistente de collares para mascotas (ahora es cuando viene un fabricante real de collares y me lo fusila por la cara).

Equema web

 ¿Cuales son nuestros productos?

Es la primera pregunta que debemos hacernos, ver cuales son los productos que vendemos y/o fabricamos, ya que con ellos tenemos que desarrolar la estructura:

  • Fabricamos collares para animales domésticos (mascotas): ya tenemos la página principal.
  • Fabricamos collares para perros y gatos (ojo, no me he olvidado nada luego vereis de donde saco el resto): perfecto, ya los vamos segmentando.
  • Fabricamos collares pequeños, grandes o medianos: De acuerdo otra manera de clasificarlos, incluso podemos relacionarlos con la clasificación anterior, de tal manera que los collares para perros pueden ser grandes, medianos o pequeños, e incluso algunos de los mismos collares pequeños pueden servir para gatos grandes y los podemos “reutilizar”.

Para esto es fundamental una pizarra tipo Veleda, ya que a lo largo de todo el proceso es muy probable que tengamos que borrar y reeescribir.

¿Que hace nuestra competencia?

De nuestra competencia podemos sacar muchas buenas ideas, ya que, aunque se nos han adelantado y ya tengan la página posicionada, tienen esa experiencia que podemos aprovechar en nuestro favor.

En el caso que nos ocupa, imaginemos que visitando la web de otro fabricante, este aprovecha los collares pequeños de gato para venderlos tambien como collares de cobayas, hurones o reptiles… no se nos había ocurrido, pero acabamos de aumentar la estructura de la página, y con ella nuestro público objetivo, aunque sean los mismos collares, ya tendremos una página, que podremos posicionar aparte con su long tail, dedicada a cada uno de ellos.

Lo que no aparece en la imagen.

Como os he dicho, la imagen es reutilizada de otra entrada, por lo que hay algunos apartados que debemos de añadir a la estructura en sus niveles más altos, una estructura óptima, en un nivel superior debería ser del estilo:

  • Quienes somos. Información relevante de la empresa, fundadores, antigüedad, reseñas…
  • Productos: aqui insertaríamos el resto de la estructura de los productos qu ehemos desarrollado.
  • Donde estamos: Fundamental, ublicación física de la empresa y delegaciones si las hubiera. Se puede añadir incluso un plano.
  • Como contactar,: Dirección de correo electrónico, fax, teléfonos, un formulario de contacto…
  • E incluso un como fabricamos, si queremos mostrar imágenes de nuestra maquinaria, procesos de fabricación, etc…

Y a partir de aqui es donde debemos seguir con el resto de la programación, buscando la imagen visual que más nos guste (teniendo en cuenta los efectos de los colores sobre los consumidores) y añadiendo esos elementos SEO-Onpage, que ya conocemos, según vayamos desarrollando cada una de las páginas internas del mismo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis − = 4