La copia de respaldo inicial de nuestro ordenador.

Cuando compramos un Ordenador nuevo, generalmente de marca, ya sea un ordenador de sobremesa o un portatil, que trae el sistema operativo preinstalado, este, en su primer uso nos suele ofrecer la posibilidad de crear unos discos de respaldo.

La función de estos discos, junto con la partición oculta que suelen traer, es la de recuperar el sistema a fabrica, es decir, dejarlo, ante cualquier error o problema del S.O., como el primer día que lo arrancamos.

La función de estos discos, como la partición oculta es la misma, entonces el avispado de turno nos di que, si ya tenemos la partición ¿para que molestarnos en crear los discos?. Por si acaso, por ejemplo, si hay una avería del disco duro, (cosa que puede suceder) y es necesaria su sustitución, la única manera de recuperar el sistema es los discos.

También hay otra forma, haciendonos con un CD o DVD del sistema operativo, ejecutar la instalación y después dar unas cuantas vueltas para buscar drivers de los dispositivos, si tienes mala suerte y te toca algúno crítico puede ser que hasta te los tengas que bajar en otro equipo y trasladarlos a tu PC.

Por eso, aunque nunca los vayais a utilizar y sea una verdadera lata, os aconsejo que malgasteis una horita (o dos, dependiendo de la marca) y varios DVD´s virgenes en grabar y etiquetar esos discos de respaldo, por lo que pudiera pasar…

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 − = uno